Este blog es un experimento donde Havoc, LoveBuzz y Schaduwplek comentan textos ajenos. Para ver las normas que "siguen" visita la introducción del blog.

Comentario de Havoc al texto 4

Primero, voy con retraso. Segundo, creo que es normal en mi porque soy un empanado. Y estoy de vacaciones. Tercero, voy fumado sobre el teclado de Luas...

Y cuarto, tengo que linkear el texto 4

Nietzsche.

Su locura se evidencia mediante sus textos, pero, ¿que és la locura?

Todos estamos locos.

Partiendo de esta base, nos podemos adentrar para analizar los textos de un semejante.

Venimos del mundo sin ley. De la naturaleza. No existe la justicia, y no existe el concepto de paz. Seres vivos capaces de mentir, de creer, de verse impulsados por los más elementales principios, algo innato,.... Lo que hemos heredado es lo que somos. No es por criticar, pero Nietzsche nos desglosa por la mitad. En parte, sus profundos textos me llevan a conclusiones basadas en el nihilismo, pero también, en el despotismo y la verdad sobre la complejidad cerebral.

Culpa y sufrimiento.

Yo digo que estan ligadas. Y esto, choca con el orgullo del sufridor. Pero para el que recibe sus frutos, es una sensación de placer. Si si, placer. ¿Por qué no?

¿Nos hemos adentrado en nuestro autoconocimiento?, ¿sabes quien eres? La mente es fruto de la vida; la vida, de la naturaleza. La naturaleza...de la vida. Es evidente que la venganza es un concepto que parte de la justicia. Tu crees que existe una venganza cuando hablas del "merecer". Y el merecer existe en nuestra mente a través de la moral. ¿Porque digo moral y no ética? Porque la moral se impone sobre la ética en sociedades complejas. Nadie puede dirigir la ética, sólo puede manipular la moral. Y esta moral, aunque menos que en la ética, se basa en los principios naturales de existencia. Y curiosamente, estos principios son individualistas, basados en la superación existencial, pero también son colectivos, con el instinto gregario. Cada cual juega su papel en su nivel de la cadena evolutiva. O más bien, en la organización de las sociedades y sus principios.

Si estos papeles se ven confrontados, cosa que normalmente ocurre, ambos generan emociones y sentimientos que justifican sus puntos de vista. Esto es posible por nuestra condicion natural de razonar. Y es evidente poque todos razonamos a nuestra manera.

Vengo a decir que el problema de Nietzsche es que cada cual puede interpretarlo a su manera, independientemente de llegar o no a conclusiones.

Hay una parte en nuesta mente que disfruta con el sufrimiento ajeno. Esto es así y hay que asumirlo, de la misma manera que asumimos la alegría y la tristeza; o el amor y el odio.

Es algo que llevamos dentro. Tal vez se puede cambiar, tal vez no, quien sabe. Pero somos así, somos, como Nietzsche.

1 comentarios:

Schaduwplek dijo...

Se nota que vas fumado: No tiene ni pies ni cabeza, es un barullo de ideas improvisadas débilmente hiladas unas a otras.

Publicar un comentario