Este blog es un experimento donde Havoc, LoveBuzz y Schaduwplek comentan textos ajenos. Para ver las normas que "siguen" visita la introducción del blog.

Comentario de Schaduwplek al texto 5

Podéis encontrar el texto aquí.


El prólogo famoso. Puede que sea un buen prólogo, puede que sea famoso; aunque yo no he entendido la mitad de lo que dice, será que no tengo ni puta idea de economía. En parte es por eso que comento con algo de retraso (pero no soy el último).
Todos los puntos de vista son válidos, y entiendo que Havoc haya querido colgar un texto de un tema que le guste; pero, personalmente, siempre intento que mis textos se puedan interpretar sin grandes conocimientos añadidos del tema. No siempre se podrán interpretar como quiere el autor (por algo es un extracto de un texto y no un libro entero), pero siempre se podrá sacar algo en claro. El tema es que leyendo este texto yo no puedo sacar nada en claro. Puede que me falten conocimientos profundos del tema del comunismo (deduzco que va de eso, al ser un prólogo a Marx), puede que simplemente me falten conocimientos de economía, puede que me enrede con tanta palabreja rimbombante y sonante (aunque ésto no suele darme problemas); pero el caso es que me ha costado cinco intentos acabarme el texto, y aún así no he entendido nada. Y me ha dado demasiada pereza mental intentar volver a leerlo.
Básicamente, ésto es lo único que puedo decir de este texto en particular, aislado del conocimiento que pueda yo tener del autor, del libro del que está extraído o del tema del que trata; ya que esa es mi idea de como hay que enfocar los textos en este blog.


Schaduwplek

2 comentarios:

Havoc dijo...

XDDD

Realmente tienes razón. Tal vez me he pasado, pero no creas que se necesitan muchas cosas para comprender por encima el texto. Tal vez es el mejor comentario que podías haber escrito :)

Y por cierto, no va de comunismo xDDD. El comunismo viene mucho después :P

LoveBuzz dijo...

Bien, me acabas de alegrar el día... Yo me he obligado a escribir al ver que ya lo habías hecho tú, pero veo que estamos en las mismas.

Publicar un comentario